25 de septiembre de 2012

Antecedentes




El animal para el hombre es un paradigma que ayuda a comprender, analizar y estructurar la realidad, por eso, a lo largo de la historia de la civilización, los animales (reales o imaginarios) actúan como vínculo entre creencias y costumbres; incluso, son fuente de inspiración para los escritores de todos los tiempos y lugares.  De esta manera, el animal repta, rasguña, habla, ataca y presagia en nuestro imaginario colectivo.  De hecho, han sido innumerables las obras literarias que han utilizado imágenes zoológicas. En efecto, la literatura está aunada a un acto comunicativo y es receptáculo de signos y formas, estructuras y contenidos, imágenes mentalessímbolos; vivencias, intereses, circunstancias, razones individuales o sociales, tiempo y temporalidad. Por lo tantolas posibilidades de representación del mundo animal son extensas y la evidencia de la importancia de los animales en la literatura la encontramos en las muchas páginas de las que se han apoderado.


Las imágenes que ilustran este sitio digital, se utilizan sin fines de lucro: “Unicornio”, British Library, Royal MS 12 F. XIII, Folio 10v; “El agua”, Giussepe Arcimbuldo, (1566); “La garza y el cocodrilo”, Francisco Toledo, (1990).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.